El rostro del Señor de Sipán, 30 años después [VIDEO]

Luego de tres décadas del descubrimiento de tumba se develó el rostro del gobernante moche. Director del museo de sitio pidió apoyo para los sectores de Huaca Rajada y Sipán para convertirlos en comunidades turísticas. Ministro de Cultura se comprometió a gestionar ayuda.

Era medianoche, pero el teléfono del Dr. Walter Alva no dejaba de sonar. La unidad de investigaciones de la Policía intentaba comunicarse con el arqueólogo. Sobre la mesa de la sede policial reposaban máscaras, sonajeras y otras piezas de oro envueltas en papel periódico que iban a ser distribuidas en el mercado negro. Los huaqueros habían atacado nuevamente.

A la mañana siguiente fue el arqueólogo quien llamó a sus colegas Luis Chero y Susana Meneses para iniciar con las gestiones de intervención en ese sector conocido por los comuneros como Huaca Rajada, en el centro poblado de Sipán. Fue así –en febrero de 1987– el primer contacto de los tres investigadores con el que meses después se convertiría en uno de los descubrimientos más importantes de América: el Señor de Sipán.

Tres décadas atrás

Con una tienda donada por el Ejército Peruano, el apoyo de tres miembros de la entonces Guardia Republicana, de doce obreros sin experiencia en excavaciones y solo 500 dólares de presupuesto, el 20 de julio de ese mismo año se encontró dentro de un ataúd construido con viga de algarrobo el cuerpo del máximo gobernante moche.

“Siempre habíamos llegado al último, después de los saqueadores. Pero en esa oportunidad los arqueólogos logramos llegar primero. No  teníamos manuales, el apoyo era escaso, pero nosotros teníamos la responsabilidad frente al país de excavarla bien”, cuenta el ahora director del Museo de Sitio de Huaca Rajada, Luis Chero Zurita.

Treinta años después, el investigador Walter Alva definirá aquel momento con el jerarca como el encuentro de dos culturas totalmente diferentes, pero conectadas a través de esa mirada contemplativa con la que se observa el pasado.

Proyectos en espera

En su momento los tres investigadores se quejaron del poco  presupuesto que el Gobierno destinó tanto para el año que duró la investigación arqueológica, como para la construcción del Museo Tumbas Reales que permitiría albergar las más de 600 piezas recuperadas y la osamenta del Señor de Sipán.

Sin embargo, 30 años después, las comunidades de Huaca Rajada y Sipán –las cuales rodean el complejo arqueológico– no evidencian muestras notorias de desarrollo.

“Han pasado 30 años y no hay intervención del Estado en las comunidades. En el Plan Copesco hay un proyecto de S/ 10 millones para volverlas comunidades turísticas, pero lleva más de cinco años solo en expediente”, sostuvo Chero Zurita.

Sin agua ni alcantarillado  es fácil comprender la brecha que hasta el día de hoy todavía nos separa.

Nuevo rostro

El diseñador forense en 3D, Cícero Moraes, fue el encargado de reconstruir las facciones del gobernante moche con hasta 92% de precisión. Para concluir con esta labor, primero se encargó de fotografiar los restos óseos del jerarca moche con el fin de luego poder escanearlos en formato tridimensional. Tras completar la fotogrametría, se empezó con el procesamiento digital a través de un software libre (InVesalius) que permite reensamblar pieza por pieza el rostro.

Un retoque final para moldear y perfilar las partes blandas de la cara y la imagen es impresa en tres dimensiones sobre una base de yeso resinado, donde la artista plástica Mari Bueno le coloca varias capas de óleo para que adquiera un rostro real.

“Donde vivo no hay una historia como esta. Hacer una reconstrucción es como ser parte de la historia”, cuenta Moraes, quien también realizó -bajo un similar procedimiento- la reconstrucción del rostro de Santa Rosa de Lima y San Martín de Porres.

Por otro lado, el ministro de Cultura, Salvador del Solar Labarthe, se comprometió a gestionar el apoyo para las comunidades.

“Tenemos que mejorar en nuestra coordinación. Tomo nota y me llevo esto para conversarlo con el gobierno regional, con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, el Ministerio de comercio exterior, porque aquí hay oportunidades de desarrollo”, afirmó.

Fonte: https://larepublica.pe/cultural/1064025-el-rostro-del-senor-de-sipan-30-anos-despues

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *